CUENCOS TIBETANOS

“Todo es energía, todo es vibración”

Podemos experimentar el poder sanador de los cuencos tibetanos en nosotros y en nuestro entorno, además de usarlos como una herramienta terapéutica y de transformación personal.

Su práctica diaria ayuda a reestructurar nuestro océano interior armonizando el agua corporal, produciendo un equilibrio entre los planos físicos, emocionales y energéticos al influir en los cristales sanguíneos y por ende, en nuestros tejidos.

La armonización bioenergética con cuencos reorganiza nuestra estructura sutil dispersa, re alineándola, permitiéndonos sintonizar con la Gran Sinfonía Universal, de la cual tu eres una nota y formas parte. Es una oportunidad para tener una experiencia transformadora y para conectar con lo más sutil que hay en nuestro interior.

Mas información: